Crónica de un domingo de trabajo

El domingo 31 de Agosto toco cubrir, junto con César March, el II Sprint Triatlón de Vila-Real.
Que decir… Una experiencia fantástica ya que no había cubierto una prueba tan rápida y con un puntito de estrés algo elevado.
El día empezó algo despistado, quedamos César March y yo en un Centro Comercial para irnos juntos, y con la puntualidad que me caracteriza me hizo llegar una hora antes de lo que habíamos quedado, que no es el problema si quedas a las 16 de la tarde, pero levantándome a las 4:45 de la mañana, esa hora el cuerpo lo nota.
A la llegada a Vila-Real, después del ameno viaje, reconocimos el terreno e hicimos una pequeña valoración de que zonas cubriríamos cada uno.

La salida a nado fue en una zona del río Millares, precioso entorno el cual os invito a visitar, fue una salida diferente ya que era desde el agua y no desde tierra como suele ser habitual.
Al ser solo 750m tocó correr entre la montaña para hacer un pequeño seguimiento de los nadadores y poder inmortalizar ese paraje entre montañas. Por el pequeño espacio por el que podía ir tuve la mala suerte de tropezarme a la vez que corría y me fui al suelo, lo cual me afectó ya que me hice algo de daño tanto en el pie como en la muñeca por proteger el equipo en la caída.
Volví casi corriendo hacia la zona de running que me pillaba a unos 15 min, que no habría sido un problema sino me hubiera caído anteriormente, aunque eso no me hizo quedarme detrás.

La zona de bici se la quedó César March, el cual tuvo un par de percances, empezando por el casco para la moto que fue uno integral y le dificultó mucho el trabajo, continuando por un derrape de la moto en una zona de grava la cual casi hace que se vayan al suelo y acabando por el conductor era inexperto e imposibilitó la llegada a tiempo a línea de meta.

Este año la zona de running la habían cambiado e iba por una zona paralela al río, muy recomendable para quienes queréis dar una carrera y luego pegaros un baño y refrescaros. Estaba formada desde bajadas muy amplias y rápidas hasta zonas estrechas y con escaleras, las cuales se hacían muy duras para los triatletas que llegaban al final de la prueba.

·Resultados:

En féminas. Inés Tirado, que paró el crono en 1.12.22 horas. Con victoria ajustada delante de Cinta Sancho 1.13.49 que le saco poco más de 1 min, y Elia Fuentes fue tercera con un tiempo de 1.16.02.

Ortiz-Felt fue el único de los participantes en bajar de una hora 00.58.56, en 2º puesto José María Sayas 1.01.49, y el podio masculino lo completó Fernando Antón 1.02.25.

No dejaron de sorprender todos por el esfuerzo que requieren este tipo de pruebas.

Nos vemos a la próxima !!!